416. La Hipotenusa

Hay muchas situaciones en la vida en donde lo único que me queda por decir es: "En fin, la hipotenusa"
Escucha este artículo (2:08 min) 



La gente alega que la bencina está cara. Pero muchos de ellos pasan rajados por las carreteras a más de 140 km/h, gastando mucho más combustible que si viajaran a una velocidad decente... Si me quejo por la bencina cara, por último actúo en consecuencia y trato de ahorrar combustible al conducir.

En fin... la hipotenusa...

Casi todos los años millones de personas donan dinero a la Teletón, y muchos de ellos hasta presumen de ayudar al prójimo durante la cruzada. Pero el resto del año ni pescan a los discapacitados, ni los tratan con dignidad. Algunos hasta creen que son un estorbo. Si soy capaz de dar plata para ayudar a la Teletón, por último actúo en consecuencia y los ayudo todo el año, y no sólo para aparentar algo que no soy.

En fin... la hipotenusa...

Siempre he escuchado a muchísimas personas alegando hasta por los codos que los políticos son unos ladrones, que se quedan con millones de pesos y no trabajan, que hacen fraude al fisco y un gran etc. (claro, no todos son así, pero la gente mete a todos en el mismo saco). Pero muchos de los que critican tanto a los políticos por sus "robos" se saltan los peajes, pasando apegadito al de adelante que sí es honrado y paga por usar la vía, e incluso van en reversa con tal de saltarse un miserable peaje de $500. Si soy capaz de alegar que los políticos roban, por último actúo en consecuencia y soy honrado en todo aspecto de mi vida.

En fin... la hipotenusa...

Millones de personas afirman creer en Dios y lo adoran. Se muestran como personas piadosas que hacen lo que Dios les pide. Pero muchísimas de esas millones de personas roban, matan, violan, hurtan, son corruptos, racistas, indolentes, peleadores, discriminadores... van a la guerra a matar a su prójimo, humillan a otros por ser distintos, se creen mejor que el resto y sólo causan daño a los demás. Si me digno a decir que adoro a Dios, por último actúo en consecuencia e intento vivir en armonía con las leyes de Dios, no sólo en público, sino también en privado.

En fin... la hipotenusa...

En fin... la HIPOCRESÍA...

Compártelo:

8 comentarios:

  1. Holi, cuánta razón hay aquí,todos nos hemos visto envueltos en el doble estándar alguna vez aunque sea sin quererlo .. lo importante es tener la capacidad de no caer en mostrarnos de una forma en público y otra en privado... Siempre es un agrado leerte ❤️ saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Holi Eve: siempre ute comentando lo que escribo amor. Eres la mejor.

      Si, el doble estándar está presente en todo el mundo. Todos lo hemos sido aunque sea una vez. Por eso escribí este artículo. Da para pensar, ¿no? ¡Gracias por leerme! I love you! ❤️

      Borrar
  2. Panchito: al principio no cachaba eso de la hipotenusa y ver esas caretas. Al leer lo que escribiste, me gustó. Sencillo y directo, y varias de esas cosas yo también las he visto. Pero aun no se a que te refieres con las caretas que pusiste al principio de tu escrito. Me lo podrias explicar?

    Saludos!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Wladimir: gracias por tu comentario.

      Pues las caretas o máscaras son una representación de que muchas veces mostramos algo que no somos. Fingimos ser personas de ciertas características para caerle bien a los demás o ser aceptados por el resto, pero detrás de esa máscara escondemos nuestro verdadero "yo". En este caso del artículo, muchos alegan en contra de los defectos de los demás (por ejemplo, que los políticos son corruptos), mostrando así una careta de ser personas intachables. Pero, al saltarse la fila de un banco, o no pagar el peaje de una carretera, o el omitir información al declarar impuestos, se muestra el verdadero ser detrás de esa aparente máscara intachable.

      Espero que mi explicación haya sido clara. Quizá esté un poco enredada. Ahí me dices. Saludos!

      Borrar
  3. Potente mensaje cargado de verdades, todo un crítico social. El cáncer de la sociedad es la misma sociedad, no es natural.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo. Pues a decir verdad no me considero un crítico social. Sólo doy a conocer mi opinión sobre el mundo que me rodea. Lo bueno es que ambos concordamos en que las cosas, así como están, no nos llevarán a ningún lado. Saludos y para la otra puedes dejarme tu nombre :D

      Borrar
  4. Me encantó tu critica contra la sociedad, es cruda y sólo dice verdades. Te seguiré leyendo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias anónimo por tu comentario y espero que, tal como dices, me sigas leyendo y comentando otros artículos. Saludos :)

      Borrar

Estimado/a lector/a: agradecemos tu tiempo al leer este artículo. Si gustas, puedes dejarnos tus impresiones en el siguiente formulario.

Por favor, evita comentar con groserías, insultos o frases de doble sentido. Muéstranos lo mejor de tu ortografía . No nos hacemos responsable por comentarios de terceros. Recuerda que cada comentario lo respondemos a la brevedad. Vuelve en un par de días y lee la respuesta. :D

Por último, nos reservamos el derecho a eliminar comentarios que no cumplan con estos sencillos requisitos.

Entrada destacada

441. No fue sólo un accidente...

  A lo largo de estos ya más de 17 años escribiendo en este lugar, he hablado en más de alguna ocasión sobre el sistema de transporte públic...

Suscripción

Lo más leído del mes

Archivo del Blog